25 peores tapas en la historia de la música

User Score
9.8
(4 votes)
Click to vote
GD Star Rating
loading...

Como siempre digo, la música es un arte, y como tal, tiene que ser examinada desde diferentes puntos. Ya sea tanto por la composición de las melodías como por las letras de las canciones, la música llega a las personas de distintas maneras a través de lo sonoro. Pero muchas veces también se la mira desde otro punto de vista: el visual, y no me refiero solamente a cómo se ven los músicos en vivo, sino por algo que, a la hora de vender un disco, también llama la atención. Me refiero al arte de tapa.

Tal vez hoy en día se perdió un poco eso de entrar en una disquería buscando el nuevo álbum de nuestra banda favorita y… ¡PAW! Te encontrás con el disco y lo primero que ves es el arte de tapa que te salta directamente a los ojos. Internet facilitó mucho esto de la relación “músico-fan” y ahora te tiran los artes de tapas en todas las páginas y muchas veces no sorprenden para nada. Pero hace unos cuantos años atrás no era así. Hace unos cuantos años se crearon los más traumantes, extraños y lisérgicos arte de tapas que se puedan imaginar…. ¡y resulta que a Inova le encantan las cosas traumantes, extrañas y lisérgicas! Esas que parecen haber salido del pozo más turbio del planeta Tierra. Es por eso que, sin más preámbulos, les presentamos 25 de los peores arte de tapas en la historia de la música. “¿Por qué 25?” se preguntarán ustedes. Bueno, la verdad es que en los confines más oscuros y bizarros de la web se encuentran más de 25… hay cientos y cientos de artes de tapas de “mal gusto”, pero como no queremos que se infarten o maten al gato a causa de la ira que provoca pensar “¡¿Qué clase de gente de mierda desquiciada pensó que ésto quedaba bien en un disco?!” pensamos que 25 no iba a ser tan malo. Eso sí, que son graciosas no hay duda alguna, así que prepárense un buen café (mejor no, lo más probable es que lo terminen vomitando sobre el teclado), llamen a mamá y a la abuela (ehm… pensándolo bien, creo que mejor no) y admiren este desastre que algunas personas, en su momento, pensaron que sería una buena idea.

Dick Black And His Band – A Taste Of Dick Black (2002)

Si llamáramos a la abuela y le mostráramos esta tapa, seguramente le parecería muy linda y el señor muy buen mozo. El problema sería si la abuela supiera inglés norteamericano, porque se daría cuenta del “otro uso” que tiene el nombre Dick… y ahí no sería tan divertido.

 The Faith Tones – Jesus Use Me (1964)

Resulta bastante tonto cuestionar las modas de antes, porque, sinceramente, las modas de hoy en día nos parecerán bastante locas cuando seamos viejos… pero, por el amor de Dios, ¿¡¿¡VIERON ESOS PEINADOS!?!? El de la izquierda es más grande que su propia cabeza. Esa cosa debe tener su propio centro gravitacional. Y mejor no mencionemos el nombre del álbum; ése ya es otro tema.

Wolf – Wolf (1999)

Siempre que uno piensa en un lobo, se le viene a la mente la imagen de una bestia feroz. Bueno, esta banda de Heavy Metal de Suecia trató de plasmar esa ferocidad animal en la tapa de su primer disco… y les salió bastante mal. En el hombro del “lobo” se puede ver el nombre del artista (así saben a quien putear maldecir) y que los dedos sean cabezas de aves lo hace todavía más bizarro.

Foster Edwards’ Orch - What’s Next? (1964)

“¿Qué sigue?” nos pregunta Foster Edward en la tapa de su disco. Mire señor, después de haber disfrazado a dos pobres elefantes como músicos, sinceramente, no sé qué sigue. Lo que es seguro es que esos elefantes no estaban muy contentos con la idea de salir en la tapa de un álbum con una peluca “a lo Beatle”… se les nota en la cara.

Ted Nugent – Scream Dream (1980)

Bueno, convengamos que, para empezar, el tema del Photoshop en los ’80 era impensado y que los diseñadores gráficos se las rebuscaban como podían. Pero algún amigo, la novia, la madre, no sé, ¡alguien! le tenía que avisar a Ted Nugent que era bastante fea la tapa del disco. Todavía no se sabe si estaba gritando porque tiene manos de guitarra o por el taparrabo.

 Maddy Genets – Et Son Ensemble (1978)

Pongamos un ejemplo actual para entender esta tapa. Cuando ustedes buscan una nueva foto de perfil para su Facebook o Twitter, tratan de encontrar una en la que ustedes salen mejor, en la que se ven mejor. Maddy Genets parece que hizo todo lo contrario y consiguió una tapa bastante turbia. Para empezar, la señora parece que está durmiendo, el señor del teclado tiene un aire a Juan Domingo Perón y el tipo del acordeón… me hace acordar a alguien, pero no se a quién. Mejor dejémoslo ahí.

Swamp Dogg – Rat On! (1971)

¿Existe algo más feliz en el mundo que un rapero negro montando una rata blanca “gigante”? Lo dudo mucho. Esta tapa, sin duda, es una de mis favoritas, es decir, ¡miren lo feliz que está!

Prince – Lovesexy (1988)

Prince es un ícono de la música que ha perdurado en este arte hasta el día de hoy (logro que no mucho músicos han alcanzado). Pero así como puede llegar a ser un genio, resulta bastante excéntrico y esta tapa lo demuestra. Es decir… no era necesario. Para nada. No. Definitivamente no. Nadie quería saber tanto.

Svetlana Gruebbersolvik - My Lips Are For Blowing

Esta tapa responde bastante parecido a la de Dirk Black And His Band. Pobre pequeña prodigio… si hubiera sabido que su disco podía llegar a tener ese doble sentido, no creo que lo hubiera permitido (o tal vez sí, ¿quién sabe? In Soviet Russia…). Si no la entienden, muéstrensela a alguien que sepa inglés, les va a saber explicar muy bien.

Ken – By Request Only (1976)

Lo curioso de esta tapa es que es tan mala que llegó a ser un meme de internet, diría yo, un gran logro en estos tiempos globalizados. No hay mucho que acotar. El peinado con forma de casco, el bigote a lo Chuck Norris. No hay nada más que decir.

Mike Crain Karatist Preacher – God’s Power

A ver, yo quiero que entiendan lo siguiente. Mike Crain es un párroco evangelista. Pero también es karateka. Y además es músico. ¡El mundo no puede pedir más!  Miren la convicción en su rostro al partir esos ladrillos de Satán, con la cruz de fondo. ¡Es genial, no digan que no! Los exorcismos con este hombre deben ser una fiesta.

Manowar – Anthology (1997)

Este es un clarísimo ejemplo para demostrar que el Heavy Metal no puede estar siempre en ese pedestal de “macho” en el que todo el mundo lo coloca. Manowar le sacó la venda de los ojos al mundo (si no es que Robert Halford lo hizo antes) con esta muy poco seria tapa de un álbum, en la que nos recuerdan que está bien que nos haya gustado “Conan El Bárbaro”, pero tampoco para tanto.

Rudy Ray Moore – This Ain’t No White Christmas! (1996)

Para empezar, es bueno recordar y aclarar que Rudy Ray Moore fue un conocido comediante, actor y músico estadounidense, y que este tipo de arte de tapa en sus discos era bastante común. Pero eso no le quita lo bizarro porque, bueno, está todo a la vista… Este sería el ejemplo amigable del famoso “You came to the wrong neighbourhood, motherfucker!”.

Devastatin’ Dave - ZIP ZAP RAP (1986)

Obviemos el vestuario. Es un alivio que esté apuntando hacia la cámara y no para abajo… ese “ZAP” ubicado entre las piernas ya es suficiente.

The Ministers Quartet - Let Me Touch Him (1956)

Invocando a un gran meme de internet, firmemente les contesto: “How about no”.

The Louvin Brothers – Satan Is Real (1959)

¡Esto era Gospel de verdad, motherfuckers! ¡Miren qué felices están los hermanos Louvin cantándole a… ehm… el dibujo ese que intenta ser Satán y cómo no demuestran ni un poco de miedo estando en… ehm… esa fogata que simula ser el infierno! Lo curioso de este disco es que, teniendo este arte de tapa para nada serio y horrible, el disco obtuvo excelentes críticas (y con excelentes me refiero a “10/10″ o “A”, es decir, no se andaban con cualquier estos tipos).

Millie Jackson - Back To The S__t! (1989)

Por lejos, una de los mejores arte de tapas que va a existir en la historia de la música. Un baño impecable y una expresión de dolor intenso hacen de esto una obra maestra. Nótese que se sacó un zapato, como demostrando que ese sorete inconveniente es lo peor que está sufriendo. Impecable. Sin palabras… perfecto.

José Angel - Madre, Soy Cristiano Homosexual (1979)

Para demostrar que no solo Europa y Estados Unidos son parte de bochornos internacionales, José Angel nos deleita con este arte de tapa que lo dice todo. Por lo menos parece tener cara de convencido…

Johnny Guitar Watson – A Real Mother (1977)

¡Y claro! Una verdadera madre sacaría a pasear a su hijo de 30 y pico de años en una especie de auto/cochecito para bebés por la calle. Ok, no. Lo peor es que la madre parece contenta, pero tengo mis dudas de que se esté muriendo por dentro.

John Bult – Julie’s Sixteenth Birthday (1985)

La cara de la chica es impagable. Sr. Bult, con el debido respeto, si son los “Dulce 16″ de la chica, no es una buena idea llevarla a una especie de bar y tomarse una cerveza. Es decir, el mundo entero podría pensar bastante mal de usted… o tal vez no le moleste en lo más mínimo, lo importante es que esa chica no la está pasando nada bien y no creo que lo haya pasado mejor después.

Wally Whyton’s - It’s Me, Mum! (1968)

¡Qué tipo más feliz Wally Whyton, che! “¡Soy yo, mamá!” grita en la portada de su disco… tengamos en cuenta que tiene canciones como “Don’t Send My Mother To Prison” y “1913 Massacre”.

Anna Russell – Anna Russell In Darkest Africa (1958)

“That’s racist!”.

Fabio – After Dark (1994)

Como si fuese sacado de alguna telenovela mexicana, Fabio mira a la cámara como si estuviera diciendo “Ladies, please, contain your orgasms”. Por Dios, no.

Lords Of Acid – Pussy (1998)

No hay mucho que explicar. O se trata de unos genios incomprendidos o de unos idiotas totales. Me parece correcto el “Parental Advisory” en esta ocasión. Inútil, pero correcto.

Shut Up And Dance – Dance Before The Police Come! (1991)

La última, y no por eso menos importante, es una de mis favoritas. Digo, ¡miren eso! ¡Es genial! Las armas, el nombre, las poses… A veces dudo en pensar que al mundo de la música le hacen falta más genios como Shut Up And Dance.

Y para demostrar que el “mal gusto” no es solo de hace unos años atrás, cerramos con un Bonus Track bastante reciente.

Lady Gaga – Born This Way (2008)

Tal vez quiso imitar a esas tapas tan geniales de antaño que vimos en este artículo, porque sino no entiendo en qué estaba pensando Lady Gaga cuando dijo “¡Sí, ésta va a ser la portada de mi nuevo disco!”. Es un arte de tapa muy feo, admítanlo.

Si todavía quieren seguir malgastando sus vidas viendo este tipo de cosas impensables, les recomiendo que busquen en la web, porque está repleta… eso sí, puede que sea un viaje de ida.

25 peores tapas en la historia de la música, 9.8 out of 10 based on 4 ratings
Pin It

Comments

comments

Nebula


Nicolás Ochoa .::Blogger de música (entre otras cosas)::. Facebook: www.facebook.com/NicoLaS.8A ||| Twitter: @Aqueous_Warning

2 Comments

  1. Raven
    30 enero, 2013, 1:10 PM

    Por favor, la señora de la izquierda en la segunda portada es Brendan Fraser.

  2. Mariano
    31 enero, 2013, 1:33 PM

    Me mató BTW al final, te zarpás! Me tente.

Leave a Reply

Rate This Item